GUÍA DE SICILIA

  • 1 de Mayo de 2014

Lonely Planet publica en español la cuarta edición de su guía de Sicilia, actualizada y especialmente dirigida a los viajeros que recorren la isla para conocerla a fondo.

Una guía exhaustiva con mapas y planos detallados, imágenes a color, itinerarios originales, información en profundidad sobre Sicilia y cientos de consejos para ahorrar y sugerencias para planificar el viaje perfecto.

Desde la imprescindible Palermo con las formidables montañas que ribetean el golfo de Castellamare, hasta el colosal volcán del Etna; desde los restos clásicos de la Magna Grecia hasta las ciudades barrocas del interior... Sicilia es un destino que parece reunir la esencia del Mediterráneo, de su compleja historia, sus paisajes y sus gentes. La isla está repleta de joyas arquitectónicas que van desde templos griegos o romanos a cúpulas y arcos árabes, mosaicos bizantinos, grandes monumentos barrocos o palacios normandos. Pero además, los paisajes naturales de Sicilia junto con sus costas e islas litorales son el escenario perfecto para practicar el montañismo, la natación, submarinismo o la escalada.

Dos autores de Lonely Planet, Gregor Clark y Vesna Maric, han recorrido Sicilia exhaustivamente para reunir toda la información que pueda precisar el viajero que decida visitar la isla italiana y recorrerla a fondo. Como en el resto de los títulos de esta colección, el resultado es una guía completa de casi 350 páginas, que abarca todos los rincones de la isla. En esta guía están todos los lugares turísticos más populares pero también muchos rincones casi ocultos de Sicilia, en los que resulta difícil encontrarse con otro viajero.

La información sobre Sicilia aparece organizada en esta guía en cuatro grandes secciones:

1. Preparación del viaje: herramientas para planificar el viaje, fotos, itinerarios, listados y sugerencias para ayudar a organizar el viaje perfecto. Aquí se incluyen secciones muy prácticas como “viajar con niños”, el calendario de fiestas y festivales mes a mes, los itinerarios más interesantes, o actividades al aire libre.

2. En ruta: una guía completa del destino, zona a zona y localidad por localidad, con reseñas de hoteles, restaurantes, y tiendas, listados detallados y consejos para el viajero. Los destinos se agrupan en 8 regiones:
· Palermo
· Sicilia Occidental
· Costa Tirrena
· Islas Eolias
· Costa Jónica
· Siracusa y el Sureste
· Sicilia Central
· Costa Mediterránea

3. Comprender Sicilia: información para sacar el máximo partido. Se incluyen todos los datos sobre la isla italiana necesarios para darle un sentido a lo que se ve (Sicilia hoy, historia, gastronomía siciliana, modo de vida, Sicilia en la literatura y el cine, la mafia, arte y arquitectura).

4. Guía práctica: información práctica de fácil consulta (cómo desplazarse, como conseguir una habitación, viajar seguro, el idioma, etc.)

A lo largo de toda la guía se incluyen recuadros con temas curiosos, de actualidad o más información práctica para comprender mejor Sicilia.

Como el resto de las guías Lonely Planet, esta guía está pensada para el viajero independiente que desea llevar en su mano todas las claves para viajar por los lugares, con datos muy bien contrastados y actualizados. Las guías Lonely Planet son populares entre los viajeros por su veracidad, rigurosa comprobación de los datos, calidad de la información y compromiso de independencia y de trabajo de campo de los autores. En este caso, dos autores que conocen muy bien la isla de Sicilia han dedicado más de cien días de investigación para redactar y actualizar esta guía: Gregor Clark y Vesna Maric.
Lonely Planet invita también a los viajeros a completar la información sobre el destino, buscar más ideas o charlar con otros viajeros que conocen la isla a través del foro participando a través de Twitter y Facebook.

14 experiencias que no deberías perderte en Sicilia

La guía Lonely Planet de Sicilia destaca algunos puntos y experiencias que la convierten en una isla especialmente atractiva y única: el estilo siciliano, el paisaje, la cultura y su historia disputada por varios pueblos antiguos. En el primer capítulo, los autores de la guía han seleccionado las 14 experiencias que, según su criterio, no debería perderse ningún viajero que visite Sicilia.

1. Siracusa
Siracusa abruma con sus encantos. Al apearse en la estación de trenes o de autobuses se recorre su moderno y yermo centro urbano, aunque con solo doblar un par de esquinas la historia sale al encuentro. Es posible recorrer un extenso campo de ruinas griegas, observar delicadas plantas de papiro en una antigua piscina o pasear por una destellante plaza pavimentada con mármol desde la que se contemplan las columnas de un antiguo templo empotradas en la fachada barroca de una catedral.

2. Cocina Siciliana
La gastronomía local cambiará radicalmente el concepto de cocina italiana que pueda tener el viajero. Berenjenas, ricota, hinojo y menta silvestres, tomates cherri, alcaparras y aceitunas, atún y sardinas, pez espada y gambas son algunos de los ingredientes más recurrentes en los sabrosos platos regionales. Aunque también cabe elogiar su sensacional comida callejera, su tentador cuscús con azafrán y canela, y sus dulces postres. Solo hay que llegar con buen apetito y disposición para volver con unos kilos de más.

3. Islas Eolias
De belleza excepcional y muy diversas, las siete islas que conforman el archipiélago de las Eolias brindan atracciones magníficas, como el agitado cráter del Estrómboli, los verdes viñedos de Salina o los lujosos hoteles de Panarea, aunque su mayor atractivo quizá resida en su cadencia pausada: con apenas automóviles y nada de estrés, parece un mundo aparte del resto de Sicilia. No en vano, cuando los vecinos salen de las islas dicen que “van a Sicilia”. Convendría adoptar la misma mentalidad, dedicándoles buena parte de las vacaciones y reservando ‘Sicilia’ para el final.

4. Erice
El largo ascenso a Erice, una sucesión de curvas cerradas, ofrece vistas que parecen difíciles de mejorar. Pero, en verdad,
mejoran. Por eso que hay que ahorrar la batería de la cámara hasta alcanzar la cima, donde el castillo normando de Venere y
su parque público brindan panorámicas hasta San Vito Lo Capo y las islas Égates. No es de extrañar que las culturas primitivas lo consideraran un lugar sagrado y erigieran un templo a Venus, sobre el cual aparece una referencia en La Eneida de Virgilio.

5. Actuaciones al aire libre
A Esquilo le fascinaría comprobar que, 2500 años después, el drama se sigue representando en el espléndido anfiteatro de Siracusa. Cada primavera, el Ciclo de Teatro Clásico propone un mes de funciones en el mismo escenario en el que en su día se sentara el venerable dramaturgo. De junio a agosto, la acción se traslada al teatro griego de Taormina donde pueden
verse desde estrenos de películas internacionales hasta famosos roqueros, bailarines y divas actuar en una tibia noche primaveral con el Etna al fondo.

6. Volcanes
Decididos a mantener su ímpetu, los grandes volcanes de Sicilia siguen liberando vapores sulfurosos y escupiendo lava; 350 años después de cubrir Catania de cenizas, el Etna todavía mantiene en vilo a la población, mientras que el Estrómboli continúa guiando a las embarcaciones como antaño. El ascenso a cualquiera de estas temibles bellezas se realiza fácilmente en un día, aunque también se pueden admirar en la distancia. De un modo u otro, son parte fundamental de la experiencia siciliana.

7. Cefalú
Con una larga playa de arena bañada por el titilante mar Tirreno y las torres gemelas de su catedral yuxtapuestas sobre las alturas escarpadas de La Rocca, Cefalú enamora de inmediato. Los resplandecientes mosaicos bizantinos del ábside de la catedral y las columnas talladas de su claustro son un buen entretenimiento en días lluviosos, aunque con la llegada del verano es difícil resistirse al encanto del paseo marítimo. Se trata de la mejor combinación de playa y casco histórico medieval de toda Italia.

8. Villas cimeras
El interior de Sicilia es una región accidentada, llena de afloramientos rocosos, laderas escarpadas y campos agostados por
el sol estival. En ocasiones, puede resultar un paraje inhóspito, pero basta con otear el horizonte para encontrar evidencias de los numerosos asentamientos levantados a lo largo de los siglos. Preciosas localidades cimeras como Enna, Loc, Ragusa, Noto o San Marco d’Alunzio se encuentran diseminadas por la isla, en su mayoría encaramadas a alturas de vértigo y coronadas por decrépitos castillos normandos o vestigios de civilizaciones perdidas.

9. Agrigento
Las ruinas del Valle de los Templos de Agrigento producen una enorme impresión. Desparramados en el promontorio rocoso donde los antiguos griegos los erigieron hace 2500 años, su aura mágica se acentúa cada noche al ser iluminados. No hay que perderse la oportunidad de deambular por los templos de la zona este en las noches de verano, una experiencia sin parangón en ningún otro enclave arqueológico de la isla. Un corto paseo en pendiente conduce al Museo Archeologico de Agrigento, entre los mejores de Sicilia.

10. Salinas de Trapani
Tras recorrer los espectaculares paisajes de montaña que imperan en el resto de Sicilia, entre Trapani y Marsala surgen como una revelación estas vastas llanuras, tachonadas de molinos de viento y pozas resplandecientes, que se aprecian desde antiguo por la sal que producen. Aquí se podrá zigzaguear entre un paisaje acuoso bajo un cielo inmenso antes de tomar un
ferri a Mozia, una isla cuyas reliquias fenicias se cuentan entre las más notables de Europa, expuestas in situ y en el adjunto Museo Whitaker.

11. Parco Naturale Regionale delle Madonie
Es tal la oferta de atracciones costeras, que muchos visitantes no llegan a explorar el interior. ¡Craso error! A solo 30 min por carretera está el Parque Regional de las Madonie. El calor de la costa da paso a las brisas de montaña; las playas abarrotadas son reemplazadas por serenos pueblos en altura; y los senderos de montaña ofrecen muchas opciones al aire libre. Solo hay que añadir una de las cocinas regionales más extraordinarias de Sicilia para que más de uno se sienta tentado a irse de la playa.

12. Mercados
Todo un festín para los sentidos, el palermitano mercado de Ballarò se sitúa a caballo entre un bazar del norte de África y un mercado de la Italia peninsular. Aquí, los fruteros anuncian sus mercancías a viva voz, el irresistible aroma de los cítricos impregna el ambiente y el chisporroteo de los buñuelos de garbanzos no cesa. Cruzando la isla, en Catania, La Pescheria
ofrece una evocadora porción de vida siciliana, con expresivos pescaderos que atienden puestos donde los peces espada comparten espacio con las sardinas.

13. Palermo
Palermo supone una fascinante aventura urbana. El viajero echará pestes por el tráfico, pero también vivirá momentos únicos al admirar los artesonados y los arcos cubiertos de mosaicos de la Cappella Palatina, al escuchar la sinfonía de los fruteros del mercado del Capo o la perfección de la ópera en el Teatro Massimo, al deleitarse con los tesoros del Museo Archeologico Regionale o al tropezar con fachadas barrocas en una calleja.

14. Caccamo
El interior de Sicilia está salpicado de formidables baluartes normandos posados sobre poblaciones cimeras, pero quizá ninguno sea tan espectacular como Caccamo, donde las puntiagudas almenas del castillo y el peñasco subyacente conforman un todo inexpugnable que se eleva sobre el valle. Hay que ascender hasta lo alto para disfrutar de fantásticas vistas y, después, parar a comer bajo los emblemáticos arcos de ladrillo y piedra de los antiguos silos de la fortaleza. Se encuentra a solo 1 h en autobús de la moderna Palermo.

FICHA DE LA GUÍA
SICILIA
Autores: Gregor Clark y Vesna Maric.
Abril 2014. 4ª ed. en español
12,8 x 19,7 PVP: 22 euros.
Rústica. ISBN: 978-84-08-12592-1
A la venta desde 29 abril 2013

Para más información a prensa:
Lola Escudero
Directora de Comunicación GeoPlaneta – Lonely Planet
Tel: 91 423 37 11 - 680 235 335
lescudero@planeta.es
www.lonelyplanet.es
www.geoplaneta.com
Siguenos en Twitter