EL COMIENZO DE LA AVENTURA

A principios de la década de 1970 se respiraba una atmósfera de libertad que hizo que muchos jóvenes comenzaran a viajar por todo el mundo. Eso es lo que hicieron Maureen y Tony Wheeler. Se habían conocido en un parque de Londres cuando ambos por casualidad escogieron el mismo banco para sentarse. Se casaron un año más tarde y en 1972 decidieron emprender un gran viaje, con un presupuesto mínimo y un coche de segunda mano.

Su plan era cruzar Europa y Asia con la intención de llegar a Australia siguiendo la ruta clásica de los viajeros hippies de los años setenta por el centro de Asia. Llegaron en coche hasta  Afganistán donde vendieron su coche y desde ahí se desplazaron en cualquier medio que hubiese disponible, gastando todos sus ahorros y el dinero que pudieron conseguir. Los últimos dólares se los gastaron en el avión que los llevó a Sydney, donde aterrizaron exactamente con 27 centavos en su bolsillo.

En los siguientes meses, cansados de dar consejos a sus amigos y de contarles su viaje, decidieron escribir “Atravesar Asia con poco dinero” (“Across Asia on the Cheap”), una guía llena de consejos prácticos que no aparecían en las guías convencionales. Editaron de forma artesanal 1.500 ejemplares que se agotaron en una semana y en un mes consiguieron vender 15.000 copias. Fue estímulo más que suficiente para emprender una nueva expedición y publicar “El Sudeste asiático para presupuestos reducidos” (South-East Asia on a Shoestring). Se vendieron 800.000 ejemplares de esta guía que fue bautizada por sus admiradores como la “Biblia amarilla” por el color de sus cubiertas y que todavía hoy se reedita en fascímil con la portada original.

Este fue el comienzo de la colección, que en la actualidad abarca casi todos los destinos del planeta, y de una aventura editorial que se cuenta en las universidades como una las grandes historias de éxito empresarial de nuestros tiempos.

LA BIBLIA DEL VIAJERO INDEPENDIENTE

Las guías de los Wheeler fueron una revolución en el mundo de las guías de viaje, ya que planteaban un nuevo concepto basado en la experiencia real del viajero sobre los lugares y con consejos muy directos y recomendaciones de primera mano. Así comenzó una aventura empresarial y personal que cambió el mundo de las guías de viaje. En los comienzos, los Wheeler se instalaron en una pequeña oficina en Melbourne, pusieron a las nuevas guías el eslogan “Just go” y siguieron viajando y escribiendo. Realmente no se dieron cuenta de que habían creado un gran negocio hasta 1980, cuando ya se vendían centenares de miles de ejemplares de cada guía en todo el mundo. Hoy, Lonely Planet está considerada como una de las marcas globales más reconocidas del Planeta.

Las Lonely Planet son las guías más vendidas en el mundo y las preferidas por los viajeros independientes, que ven en ellas ese halo personal y libre de sus orígenes y que es justo lo que muchos buscan cuando viajan por el mundo.  A lo largo de estos años, se han publicado más de 100 millones de libros en distintos idiomas, entre ellos el castellano gracias a geoPlaneta, el sello editorial del Grupo Planeta, que desde hace más de diez años publica las guías Loney Planet para el mercado hispanohablante.

Lonely Planet Publications ha sido hasta 2009 la mayor editorial independiente de viajes, una empresa internacional con delegaciones en Australia, Estados Unidos y Reino Unido. Actualmente es propiedad de  la BBC pero sus sus fundadores Maureen y Tony Wheeler se mantienen vinculados a la empresa.

En julio de 2009, Lonely Planet Publications pasó a llamarse únicamente Lonely Planet para reflejar el cambio de la industria de guías de viaje impresas hacia la industria de viaje con un objetivo más amplio y con dedicación especial a los productos digitales. Actualmente es una de las mayores editoras de contenidos sobre viajes del mundo. A las primeras guías para “mochileros” les han seguido otras muchas colecciones adaptadas a nuevos viajeros con nuevos formatos hasta llegar a las recientes guías para teléfonos móviles o ipads, con contenidos en inglés en las que también son pioneros. También tiene programas de televisión propios y activas páginas web y redes sociales para viajeros.

TONY WHEELER, EL GRAN GURÚ DE LOS VIAJEROS INDEPENDIENTES

Casi cuatro décadas después de su primer gran viaje a Asia, y de la publicación de la primera guía Lonely Planet, Tony Wheeler, continúa siendo una referencia imprescindible para los viajeros independientes, un “gurú” del viaje alternativo y de bajo presupuesto.

El creador de las célebres guías nació en Gran Bretaña pero creció en Pakistán, las Bahamas y los EE.UU. Poco antes de terminar la escuela, su familia regresó a Gran Bretaña y, tras estudiar ingeniería en la Universidad de Warwick y de un corto período de tiempo como diseñador de automóviles en Chrysler, volvió a la universidad, concretamente a la Escuela de Negocios de Londres. Allí, en Regent’s Park, a principios de los años setenta, conoció a Maureen. Se casaron un año más tarde y en 1972 decidieron emprender el gran viaje del que surgiría la primera guía de una colección que rápidamente se convirtió en la más popular colección de guías dirigida a mochileros y a viajeros con bajo presupuesto.

A Tony se debe también el nombre de la editorial: necesitaban un nombre para la colección y la inspiración les vino de la canción “Space captain” de Joe Cocker y Leon Russell, que tenía en su letra las palabras "lovely planet". Cuando Tony cantaba la canción, tenía la costumbre de cambiar "lovely" por "lonely",  Maureen le corregía constantemente, pero así quedó: Lonely Planet. El resto es ya parte de la historia de los viajes y los viajeros.

Tony Wheeler nunca había escrito guías de viajes antes de “Across Asia on the Cheap”. Atribuye el éxito del libro y de las guías Lonely Planet a que la gente estaba en aquellos momentos hambrienta de información. Fue un caso clásico de “hacer lo correcto en el momento adecuado”, pero el propio Wheeler reconoce que el primer libro fue totalmente improvisado. Le seguiría un segundo viaje de doce meses por el sudeste de Asia en motocicleta y un segundo libro, que esta vez si que estaba ya previsto, para seguir la estela del éxito anterior. Después vendrían otros clásicos, como la primera guía de la India en 1981 y a partir de ahí, toda una serie de éxitos editoriales que consolidaron Lonely Planet como la referencia indiscutible de las guías de viajes.

Tony y Maureen continúan casados y siguen viajando y escribiendo y conservan su espíritu viajero independiente y algo hippie de los primeros tiempos. Nunca les ha preocupado demasiado el dinero pero se sienten preocupados y comprometidos cada vez más con otras causas como los efectos del viaje en el medioambiente.

Tony Wheeler ha dicho en algunas entrevistas: “Están los países A, B, C, los más rentables. Pero a mí me interesan los X, Y, Z” y asegura que hacer guías no es diferente a armar un puzzle. “Algunas piezas son difíciles de encontrar. Otras difíciles de poner en el lugar correcto”.