Palaos

Viajar a Palaos

No es preciso mojarse para disfrutar de Palaos, aunque ayuda. Este minúsculo archipiélago del oeste del Pacífico es uno de los destinos de submarinismo y buceo más espectaculares del mundo.

La mayoría de los turistas vienen hasta aquí para pasar la mayor parte del tiempo bajo el agua. Es uno de los destinos de buceo más espectaculares del mundo, con arrecifes de coral, cuevas submarinas, pecios de la II Guerra Mundial, túneles ocultos, más de 60 pendientes verticales, y una asombrosa variedad de corales, peces y raras criaturas marinas. También hay indiscutibles milagros de la evolución: almejas gigantes de un cuarto de tonelada y un lago con 21 millones de inofensivas medusas de sutil viveza.

En tierra firme, el país acoge la fauna y flora más rica de Micronesia: aves exóticas, cocodrilos deslizándose por los pantanos y orquídeas que surgen sin cesar en los patios.

El archipiélago de Palaos comprende el estado políglota de Koror; las bellas islas Rocosas; Babeldaob, la segunda isla más grande de Micronesia; Peleliu, antes asolada por la guerra y hoy cautivadora; la minúscula y apacible Angaur; los atolones coralinos de Kayangel y Ngeruangel y las remotas islas del Suroeste.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)