Sicilia

Viajar a Sicilia

Más cercana a un espresso cargado de azúcar que a un cremoso capuchino, Sicilia recompensa con una intensa experiencia agridulce. Aquí parece que el sol brille más, que las sombras sean más oscuras y que la gente viva por y para el presente. Llena de tesoros artísticos y gran belleza natural, con una deficiencia de infraestructuras y en continua lucha contra la corrupción mafiosa, la complejidad de Sicilia a veces parece incomprensible. Para apreciarla hay que ir con mentalidad abierta y buen apetito. A pesar de las desconcertantes contradicciones de la isla, la alta calidad de su cocina permanece inalterable.

Tras 25 siglos de dominio extranjero, los sicilianos han heredado un impresionante legado cultural, desde la refinada arquitectura de la Magna Grecia hasta el esplendor bizantino y la artesanía árabe de las catedrales y palacios normandos. Esta riqueza solo es igualada por su asombrosa diversidad de paisajes, que incluye bucólicos campos, humeantes volcanes y kilómetros de costa salpicados de islas.

Fuente: Italia 6 (febrero del 2012)