Islas Feroe

Viajar a Islas Feroe

Las Feroe (Føroyar) forman un rompecabezas de 18 piezas de majestuosas rocas cubiertas de hierba que emergen de las espumosas olas del Atlántico Norte. Entre Islandia y Escocia, son una parte de Escandinavia bastante desconocida, cuyas casas de vistosos colores e iglesias de madera con cubierta vegetal destacan en medio de agrestes páramos desarbolados. Expresiones como “remotas” y “azotadas por el viento” suelen parecer inadecuadas cuando se pasea por senderos señalizados con mojones que atraviesan escarpadas montañas escalonadas y que bordean algunos de los acantilados marinos más elevados de Europa. Hoy en día, incluso las aldeas más diminutas y remotas están conectadas por numerosos túneles de carretera. Además, junto a la fascinante cultura nórdica de las islas, existe una sociedad moderna y activa cuyas unidas comunidades rurales son un hervidero de arte y música. Incluso cuando el tiempo no coopera, es probable que esta ‘seminación’ pequeña y segura de sí misma sorprenda agradablemente hasta al más escéptico de los viajeros.

Fuente: Países escandinavos 5 (octubre del 2011)