Copenhague

Viajar a Copenhague

Puede que Estocolmo sea más majestuosa y la ubicación de Oslo más espectacular, pero en Escandinavia no hay ciudad más estimulante, cosmopolita y a la última que Copenhague.

Pese a que esta milenaria ciudad portuaria ha logrado conservar buena parte de su histórico encanto (como sus chapiteles de cobre, plazas empedradas y casas en tonos pastel), hoy en día se otorga especial énfasis a la innovación y la vanguardia. La sensacional capital danesa cuenta con una floreciente escena de diseño, una futurista red de metro y espléndidos barrios respetuosos con el medio ambiente. Sus calles están repletas de tiendas, cafés y bares que destilan estilo sin apenas pretenderlo; museos y colecciones de arte de talla mundial; una atrevida arquitectura moderna; y nada menos que 12 restaurantes premiados con estrellas Michelin. Es, además, una ciudad real, donde residen la reina Margarita II y su familia.

Y si esto no fuera reclamo suficiente, un sinnúmero de preciosas playas, boscosos parques y elegantes lagos aguardan a solo unos minutos del centro.

Fuente: Países escandinavos 5 (octubre del 2011)