Israel y los Territorios Palestinos

Viajar a Israel y los Territorios Palestinos

Cruce donde convergen Asia, Europa y África, esta región es punto de encuentro de culturas, imperios y religiones desde el comienzo de los tiempos.

Tierra Santa, cuna del judaísmo y el cristianismo, y tierra sagrada para musulmanes y bahá’is, permite al visitante sumergirse en la riqueza y variedad de sus propias tradiciones religiosas, y descubrir otros credos.

Esta región lleva habitada desde antes de que se tenga constancia histórica, y gracias al concienzudo trabajo de los arqueólogos, el viajero puede explorar y reflexionar sobre lo que quedó atrás. Después de admirar las reliquias de adobe de Jericó, con 10 000 años de antigüedad, se puede hallar inspiración en la Ciudad de David en Jerusalén, que se remonta a la época de los reyes David y Salomón.

Las distancias son cortas, por lo que el viajero puede relajarse en una playa del Mediterráneo un día, flotar en el mar Muerto al siguiente y hacer después submarinismo en el mar Rojo. En el 2012 los Territorios Palestinos fueron elevados a la categoría de “Estado observador no miembro” de las Naciones Unidas, pero de momento la resolución del conflicto palestino-israelí sigue siendo una esperanza vaga.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)