Bangladés

Viajar a Bangladés

Deliciosamente verde pese a su desbordante población, Bangladés es una maravilla rural repleta de vías fluviales, salpicada de pueblos y rebosante de humanidad.

Los bangladesíes son conocidos por su amabilidad, y el viajero disfrutará de una cálida acogida allá donde vaya. El turismo está aún en pañales y ver extranjeros fuera de Dhaka sigue siendo poco habitual. Quienes gusten de hacer amistades, mezclarse con los lugareños y viajar por un país sin ver demasiadas caras foráneas, seguramente se encontrarán en su elemento en Bangladés.

Más de 700 ríos surcan este pequeño país forjando un exuberante paisaje con más tonalidades de verde de las que uno pudiera imaginar. En Bangladés hay casi tantos kilómetros de ríos como de carreteras: viajar en barco constituye un modo de vida y brinda una excelente oportunidad para ver el país desde un ángulo atípico; por eso, aunque se vaya sin rumbo fijo, desplazarse en barco sin duda se convertirá en uno de los hitos del viaje. Bangladés no es un destino al uso, sino un lugar para desacelerar, relajarse y descubrir nuevas ideas y estilos de vida.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)