Etiopía

Viajar a Etiopía

En Etiopía el viajero encontrará una combinación de naturaleza y cultura difícil de superar. Y, lo mejor de todo, es que no habrá un turismo masivo que desluzca la experiencia.

Los paisajes de Etiopía impresionan tanto por su dimensión como por su belleza. Los viajeros se fascinarán ante la asombrosa antología de desfiladeros, simas, lagos, llanuras de la sabana y altas mesetas, por no hablar de la atractivamente inhóspita depresión de Danakil, salpicada de la cuarta parte de los volcanes activos de África.

Etiopía es uno de los contados países africanos que ha logrado escapar al colonialismo europeo, lo que ha redundado en la conservación de buena parte de su identidad cultural. Uno de los platos fuertes de cualquier viaje al Cuerno de África es asistir a algunas de las muchas ceremonias y festividades que integran la cultura tradicional de la región, ya sean de carácter cristiano, islámico o animista, o bien a eventos tales como una boda, un rito de iniciación o un día de mercado.

Sus vastas y fértiles tierras altas están llenas de tesoros históricos que abarcan desde antiguas tumbas y obeliscos aksumitas hasta castillos del s. XVII. Desde el punto de vista arquitectónico, Etiopía es al África subsahariana lo que Egipto al norte de África; de ahí que se le conozca como la “cuna de la humanidad”.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)

Etiopía, TOP 10 del 'ranking' de países Best in Travel 2017

*Consultar las Alertas de viaje antes de viajar a Etiopía, aquí.**