Argelia

Viajar a Argelia

Desde el Mediterráneo hasta el desierto del Sáhara, Argelia es el coloso del Norte de África, un destino inconfundiblemente magrebí con lugares poco visitados para viajeros aventureros.

El país más grande del Magreb está a un paso de Europa y, con un reducido número de turistas, sus lugares de interés se pueden visitar sin aglomeraciones.

Argel, la capital, es una de las ciudades magrebíes más refinadas y carismáticas, con una embriagadora y nostálgica mezcla de arquitectura colonial y modernista, y una medina tradicional en su corazón de vértigo.

El norte presenta bellas costas, un exuberante interior rural y ciudades romanas bien conservadas.

Pese a todo, su mayor reclamo es la singular región del Sáhara, con paisajes desérticos de ensueño y leyenda, ya sea en los mares de arena y dunas en torno a Timimoun, o adentrándose en el lejano sur desde Tamanrasset.

Aunque quizá el mejor tesoro del país es la calidez y genuina curiosidad con que los ciudadanos argelinos reciben al viajero. Si se desea una aventura accesible y una odisea cultural fascinante, Argelia es hoy un gran destino.

Fuente: El mundo (octubre del 2015)