Blog

Manchester, Inglaterra

La Whitworth Art Gallery, Manchester © Shahid Khan / Shutterstock
La Whitworth Art Gallery, Manchester © Shahid Khan / Shutterstock

TOP 8 ciudad  #BestinTravel 2016

Manchester, Inglaterra, antaño cuna de la Revolución Industrial, tiene un nuevo rol como dinamo de la cultura británica. El Gobierno ha invertido más de 78 millones de libras en The Factory, un centro artístico que será la sede del Manchester International Festival. La ciudad ha sido objeto de reformas e inauguraciones artísticas, incluidas la galería Whitworth, HOME (otro centro multidisciplinar) y la Biblioteca Central. La ‘recolocación’ de una ciudad que fue adicta a la industria avanza con rapidez.

La que fuera la sala de máquinas de la Revolución Industrial hoy ha encontrado un nuevo campo en el que brillar durante el s. XXI: será la dinamo de la cultura y las artes. El Gobierno ha dedicado 78 millones de libras a construir The Factory, un espacio artístico polivalente que incluirá un teatro de 2200 plazas y será la sede del Manchester International Festival. 

Una de las galerías de arte más importantes de Gran Bretaña, la Whitworth, reabrió sus puertas en el 2015 tras una reforma de 15 millones de libras, con un nuevo paseo acristalado y un jardín artístico. Pocos meses después se inauguraba HOME, un centro artístico multidisciplinar que ambiciona producir el mejor teatro, cine y arte visual del país. La segunda mayor biblioteca pública de Gran Bretaña, la Biblioteca Central, con aspecto de panteón, reabrió en el 2014 como ‘el salón’ de la ciudad, con la British Film Institute Mediateque, una fonoteca, además de una moderna sección infantil. 

El nuevo Breakout, en Brazennose St, ha nacido para inyectar diversión a la cultura: es una sala de juegos donde hay que escapar de un cuarto cerrado y está inspirada en juegos como The Krypton Factor, donde los participantes reúnen pistas y resuelven enigmas para abrir el cerrojo de la puerta de salida. Y 17 años después de que la ciudad fuera escenario de la revolucionaria serie gay de Russell T. Davies, Queer as Folk, Manchester vuelve a ser el lugar donde Davies ambienta su nuevo proyecto, el divertidísimo Cucumber.

  • Entregarse a la pasión que más divisiones genera en la ciudad e ir a ver un partido a Old Trafford, la casa de uno de los equipos de fútbol más famosos del mundo, el Manchester United, o al Etihad Stadium, donde el equipo revelación de los últimos años, el Manchester City, pugna por ser el mejor de la ciudad.
  • Montarse un sábado cualquiera en un tren de cercanías hacia el sur de Manchester y sumergirse en el comunitario mercado de Levenshulme, donde comprar comida, artesanía y otros productos locales (solo de marzo a diciembre).
  • Visitar Islington Mill, un centro multidisciplinar en Salford donde se puede sudar practicando todo tipo de actividades, desde yoga Bikram a baile hardcore techno.

Presidiendo el perfil urbano del norte de Manchester se alza la torre de ventilación de la cárcel de Strangeways, el principal centro de detención de la ciudad, que aparece en el título del álbum de los Smiths Strangeways, Here We Come. La gente suele confundirla con una atalaya más alta de lo normal, pero todo el mundo coincide en que su altura recuerda constantemente a la ciudad que el crimen no sale a cuenta. 

A Manchester no le faltan buenos restaurantes, pero desde su inauguración en el 2013, Manchester House sirve excelente comida elaborada con productos locales. Inspirado en la gastronomía molecular de Blumenthal y El Bulli, el chef Aiden Byrne prepara delicadezas sofisticadas sin las pretensiones de la alta cocina. El comedor es de estilo industrial chic; pero lo más popular es el animado salón de la planta 12ª, que sirve cócteles y cervezas locales para disfrutar ante las impresionantes vistas del perfil urbano de la ciudad. 

Desde las tiendas de South King St y las boutiques de moda de Spinningfields hasta la abundancia del Arndale Centre y las tiendas hipster del Northern Quarter, Manchester tiene opciones para todos los estilos. Una de las últimas inauguraciones ha sido el Manchester Craft & Design Centre, en un antiguo mercado de pescado victoriano reformado de Oak St, en el Northern Quarter. Allí venden joyas, cerámica, tejidos y prendas de los treinta y pico diseñadores residentes. 

Great John Street Hotel. ¿Diseño, elegancia y lujo? Sí. ¿Comodidades como sábanas de algodón egipcio, neceser de lujo, bañeras de patas y un montón de gadgets electrónicos? También. Esta antigua escuela es pequeña pero suntuosa. Tras el vestíbulo, de estilo art déco, se hallan las fabulosas habitaciones, cada una de ellas un ejemplo de estilo y lujo. Ojalá todas las escuelas dejaran unos recuerdos tan confortables…  

*Fionn Davenport*

Si quieres conocer el resto de ciudades TOP, clica aquí.

Categoría: SELECCIÓN LONELY PLANET

Envía un comentario

  1. * campos obligatorios