El Índico para submarinistas

Submarinismo en la isla de Mahé, Seychelles © Fiona McIntosh / Getty Images
Submarinismo en la isla de Mahé, Seychelles © Fiona McIntosh / Getty Images

Las mejores inmersiones en el océano Índico

Mauricio, Reunión y las Seychelles son cada vez más populares entre los buceadores. Bajo las cristalinas aguas color turquesa del Índico se esconden tesoros increíbles que producen un irresistible flechazo entre los submarinistas.

Mauricio, Reunión y las Seychelles son destinos perfectos para submarinistas novatos ya que sus aguas cálidas y los arrecifes superficiales proporcionan un entorno perfecto para estrenarse. La mayoría de los centros de submarinismo ofrece cursos para principiantes conducidos por instructores con experiencia.

Casi todo el mundo (con buena salud) puede apuntarse a una clase de introducción que se lleva a cabo en aguas poco profundas (3-5 m) y dura unos 30 min, siempre en compañía de un submarinista experto. Y para submarinistas más avanzados, estas islas del Índico esconden también inmersiones inolvidables. 

BUCEAR EN MAURICIO

Mauricio tiene una vida marina muy variada, paisajes submarinos espectaculares, pecios misteriosos y, como guinda, operadores consolidados y de primera calidad.

Submarinismo en Mauricio © prilfish / www.flickr.comphotossilkebaron22719697293 Mauricio © prilfish / www.flickr.comphotossilkebaron22719697293

Una barrera de coral rodea la isla casi por completo, y forma lagunas de color turquesa perfectas para buceadores, bañistas y submarinistas novatos.

En la costa norte de Mauricio se puede encontrar una combinación óptima de inmersiones emocionantes y sencillas, barcos hundidos y pendientes abruptas. Las islas costeras, Île Plate y Coin de Mire, son los principales reclamos de esta parte de la isla, con lugares espléndidos, una vida submarina diversa y la sensación de naturaleza en estado puro.

Al noroeste, Trou aux Biches es el principal trampolín para sumergirse en algunos puntos soberbios, como La Fosse aux Requins, famosa por su colonia de tiburones punta negra, The Wall, un espectacular precipicio submarino o el Stella Maru, un barco hundido para aquellos que prefieran bucear en un pecio.

En el oeste, Flic en Flac es una de las mejores zonas de Mauricio para bucear durante todo el año: las condiciones son óptimas porque queda protegida de los vientos predominantes y la visibilidad suele ser excelente.

En la costa suroeste, la zona comprendida entre la península de Le Morne y el río Negro (Rivière Noire) cuenta con lugares populares como La Cathédrale, con un pintoresco paisaje submarino.

Frente a la costa sureste se expande un espectacular terreno submarino con muchas cuevas, túneles y arcos gigantes donde no faltan los peces pelágicos. Hay lugares como Roches Zozo, que recuerda al Colorado; o el Sirius, ideal para devotos de los barcos hundidos.

BUCEAR EN RODRIGUES

La desconocida Rodrigues, una isla con lugares intactos y peces asombrosos, es la joya de esta parte del Índico.

Submarinismo en Rodrigues © Ludovic Lubeigt / www.flickr.comphotos127339305@N0521594745828 Rodrigues © Ludovic Lubeigt / www.flickr.comphotos127339305@N0521594745828

Un diamante en bruto, que esconde rincones intactos para quienes deseen una vivencia un poco diferente. Tiene insólitas colonias de coral y una asombrosa concentración de peces. Otro reclamo es el paisaje, con un mosaico de cañones, arcos y cuevas.

Aquí se podrá bucear, por ejemplo, en La Passe St François, un canal de 1 km que desciende a 30 m y permite ver todo un muestrario de especies coralinas, o en La Basilique, entre túneles, cuevas y fabulosa topografía submarina. 

BUCEAR EN REUNIÓN

La isla Reunión, tiene más fama por sus rutas de senderismo, pero no hay que perder de vista su paisaje submarino, que ofrece agradables sorpresas: hay muchos sitios a poca profundidad para practicar si se es primerizo, y otros a entre 25 y 40 m para submarinistas con experiencia, por no hablar de los barcos hundidos a propósito para que no falte de nada.

Submarinismo en Reunión © Philippe AMIOT / www.flickr.comphotosphilippeamiot6108025213 Reunión © Philippe AMIOT / www.flickr.comphotosphilippeamiot6108025213

Casi todos los puntos de inmersión están en la costa oeste, entre Boucan Canot y St-Pierre. St-Gilles es perfecto para quienes prefieran una inmersión relajada entre arrecifes que descienden escalonadamente formando valles hasta llegar a un tranquilo lecho marino de arena a 25 m. No hay muchos peces pelágicos, pero sí especies coralinas pequeñas.

Otro maravilloso territorio submarino es Tour de Boucan, para todos los niveles, con un enorme peñasco donde proliferan muchas especies. Aquí está también una de las mejores inmersiones de la isla: La Passe de L’Hermitage, una tremenda inmersión solo para submarinistas con experiencia, por un terreno bellamente esculpido, con pequeños cañones y grandes rocas, que concentra a muchas especies.

La zona de St-Leu tiene espléndidas pendientes y bonitos arrecifes de coral, pero menos peces que St-Gilles-les-Bains. Aquí está Tombant de la Pointe au Sel (al sur de St-Leu) considerado unánimemente como el mejor punto de inmersión de Reunión. Esta impresionante pendiente es un escenario fantástico, un ecosistema abarrotado de peces, incluidos pelágicos, sobre todo atunes, barracudas y jureles plateados. Solo para expertos.

Y los entusiastas de los barcos hundidos no deben perderse el ‘Antonio Lorenzo’, un navío bien conservado que yace en el lecho de arena a 38 m, frente a Pointe des Chateaux.

Por último, la zona de St-Pierre, reservada para los submarinistas más duchos, apenas se publicita por lo que hay sitios intactos entre St-Pierre y Grand Bois, pero su mayor reclamo es la topografía, con infinidad de cordilleras, cañones y pendientes. 

BUCEAR EN SEYCHELLES

Las Seychelles están consideradas uno de los principales destinos de submarinismo del Índico, y son casi tan interesantes como las Maldivas aunque mucho menos publicitadas. No es necesario ser un experto porque hay posibilidades para todos los niveles. Se pueden practicar excelentes inmersiones en Mahé, Praslin y La Digue, las tres islas principales, pero también en aguas de islas más apartadas. El mayor reclamo es la topografía submarina, donde no faltan grandes rocas de granito ni montañas submarinas.

Submarinismo en las Seychelles © Rainer von Brandis / Getty Images Las Seychelles © Rainer von Brandis / Getty Images

En la isla de Mahé hay lugares increíbles, como Shark Bank, que los expertos no deberían perderse. El nombre (banco de tiburones) puede desorientar, porque, aunque los hay, son muy pocos los escualos que pueblan esta llanura de granito a 30 m de profundidad y a 9 km de la costa de Beau Vallon (Mahé). Otras inmersiones magníficas son las de los pecios Twin Barges o Aldebaran, que sirven de refugio a morenas, meros y rayas.

En Praslin y La Digue hay rincones como Aride Bank, frente a la isla de Aride, que encanta a los submarinistas locales más duchos porque pueden ver rayas, pargos, tiburones nodriza, jureles plateados, barracudas, peces Napoleón y preciosos abanicos de mar. Y para ver paisajes marinos extraordinarios, se puede ir a White Bank, con un impresionante paisaje submarino, túneles, arcos y muchos peces, entre los que destacan bancos de jureles plateados y algún que otro rinobátido.

Para submarinistas con alto poder adquisitivo, las islas privadas de Frégate, North, Silhouette y Denis se prestan a una experiencia inolvidable, con lugares 100% intactos y una única embarcación: la del viajero.

Más apartados se encuentran Aldabra, Cosmoledo y Astove, que cuentan con los mejores lugares de submarinismo del Índico oriental, con un frenesí de vida submarina en un territorio totalmente virgen y enérgicas inmersiones a la deriva. El gran problema para acceder a ellas es la fuerte presencia de piratas en la zona.

Una de las inmersiones emblemáticas está en las islas Alphonse. Por ejemplo, en Napoleon, con mucha actividad submarina: peces Napoleón, Plectorhinchus albovittatus, pargos, bonitos, tortugas laúd, jureles de aleta azul, barracudas y peces ballesta a menos de 20 m de profundidad. Allí el paisaje es muy pintoresco, con enormes pináculos de coral que sobresalen en una extensa llanura. Pero para sentir magia bajo el agua, hay que llegar a The Arcade, célebre por su rica vida submarina y sus saludables jardines de coral. Deja boquiabiertos a los submarinistas por la increíble variedad de peces.

En Frégate, el punto obligado de inmersión es Lion Rock, un diminuto islote visible desde la isla principal. El variado paisaje reúne a muchas especies, entre otras, tiburones nodriza, rayas jaspeadas, peces león y langostas. Además, tiburones toro y tigre patrullan la zona con regularidad. 

Toda la información sobre submarinismo y buceo en el Índico en la nueva guía de Lonely Planet y geoPlaneta Mauricio, Reunión y las Seychelles.

Categoría: GRANDES VIAJES

Envía un comentario

  1. * campos obligatorios